sábado, 13 de febrero de 2016

Las expectativas


Hoy quiero hablar de nuestras amigas más traicioneras en la lectura, sí, estoy hablando de las expectativas, esas que nos hacen alegrarnos como un niño con un caramelo cuando vemos ese libro que ellas aseguran que tanto nos va a gustar, sí, porque ella se han ido alimentando poco a poco de buenos comentarios, una portada bonita, porque lo escribe esa autora que tanto te gusta, lo ves por todos los blogs o tu amiga Pili te dijo que fue el mejor libro de su vida. Poco a poco la señora expectativa se va lleando hasta hacerte sentir extraordinariamente feliz cuando por fin tienes ESE libro en la mano, ¿y qué haces? lo primero tocarlo, claro, es que antes no parecía tan suave ¡y mira! pero si tiene relieves, luego lo hueles, no importa si huele a nuevo, a librería o a viejo a ti te encanta porque es uno de tus olores favoritos, en todas sus variantes.

Luego empiezas a leer el libro y bueno, quizás ese amor tan rápido no te gusta, ¿es necesario utilizar esa palabra tantas veces?, ¡esto me huele a copia!, ¿y ese final?... total que no te gusta y tu amiga expectativa te mira con carita de cachorro asustado y tú, que tienes el corazón roto después de tremendo chasco pues la perdonas ¿y qué pasa? que vuelvas a ver un libro y se repite la historia. 

Y es que amigos, las expectativas nos alegran lecturas pero normalmente dan más disgustos que otra cosa porque sí, al final ese libro puede gustarte, pero tú esperabas más, mucho más, tus expectativas ya ni cabían en tu casa y suelen jugar una mala pasada. También tenemos todo lo contrario, te pierdes buenos libros porque piensas que no te va a gustar, a mi me sucede cuando todo el mundo habla de ESE libro, algo me dice que mis expectativas me pueden fastidiar la historia y lo que sucede es que van bajando hasta que ya ni quiero leerlo. 

Y tú dirás, Flashia, ¿a qué viene todo este rollo? pues eso mismo me estoy preguntando la verdad, pero es que últimamente no paro de leer cosas como: voy a leerlo sin expectativas, mi cara es de asombro y admiración, sin dejar de preguntarme: ¿cómo lo hacen? Para mí la única forma de controlarlas es que o bien no me haga ninguna ilusión, intentar no saber ninguna opinión o dejar pasar mucho tiempo para olvidarme de lo mucho que se supone que me va a gustar.

Y ahora es cuando me dices, pero oye, que tú también lo has dicho, ¿si? pues me estaba mintiendo, porque siempre iré con la idea de que me va a gustar poco, mucho o nada. Será que a mí, las ilusiones me pueden, por ejemplo esto me pasa con cualquier libro de Marian Keyes o David Safier, siempre voy con las expectativas a rebosar y sí, a veces pueden explotarme en la cara, total todo este rollo es para hacerte una pregunta.

¿Controlas a tus amigas las expectativas?

¡Sígueme y no te pierdas nada!

20 comentarios :

  1. Hola^^
    En mi caso intento controlarlas y me suele ir medianamente bien pero a veces es imposible no tenerlas y luego pasa lo que pasa...
    Me ha gustado la entrada :3
    un besote!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    A ver, es difícil no forjarse expectativas con determinados libros, a todos nos pasa y nos seguirá pasando, aunque claro, lo mejor es intentar controlarlas lo máximo posible para que no venga el chasco. A mí me ha pasado últimamente con bastantes distopías y me he llevado cada decepción...

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  3. Jaja, yo hago lo mismo para no tener expectativas: o no leer ninguna opinión o esperar mucho tiempo. ¡Por eso aún no he leído La reina roja!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Vaya, me ha parecido una entrada de lo más interesante y realista xD A mi muchas veces me pasa lo que a ti, que las expectativas eran tal altas que me revienta en la cara de la decepción jajaja Pero...¿y cuando ocurre precisamente lo contrario? e_e Te da una sensación de alegría y gozo...xDD A mi me pasó, precisamente, con el último libro que leí (Los 100), que todo el mundo hablaba muy bien de él y yo, por eso, llevaba las expectativas por los suelos, pero al final me sorprendió para bien y me gustó mucho ^-^

    Para mi es imposible controlar las expectativas, porque veo una portada bonita, una sinopsis atrayente y miles de opiniones positivas y las expectativas van creciendo a marchas forzadas. Normalmente suelo esperar unos meses antes de leer una novela precisamente para que no me lleve un chasco, pero bueno... :')

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. Me ha pasado muchas veces lo que dices, pero también me ha pasado el tunas expectativas muy muy bajas de un libro y que me sorprenda para bien... Pero desde luego lo mejor es no formarse una opinión preconcebida jaja
    Un besoo

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Flashia!
    Las expectativas son muy traicioneras, he empezado muchos libros que creía que iba a odiar y he acabado amando, y viceversa.
    Lo de leer "sin expectativas" me ha pasado muchas veces, con libros que he comprado sin pensar mucho o que he visto así de repente en la biblioteca, e incluso con algunos del club de lectura. No se trata de que no esperes nada, sino que no sabes mucho de qué van ni has leído ninguna opinión sobre ellos.
    ¡Interesante reflexión!
    Literatobesos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Yo intento controlarlas de dos modos. Uno es el autoconvencimiento de que porque le haya gustado a x blogueros /booktubers no significa que vaya a gustarme a mi. No siempre funciona, claro, a veces me resulta imposible no empezar un libro pensando que va a ser la leche y al final verle más fallos de los que le hubiera visto de no haber leído cómo lo ponían por las nubes.
    La que me funciona mejor es la de dejar que pase el tiempo del boom de ese libro para leerlo. Lo que pasa con ésta es que muchas veces se me olvidan las ganas que le tenía a tal libro y acabo sin leerlo.
    Un besazo fuerte.

    ResponderEliminar
  8. Yo intento dejar algún tiempo para leer las novedades pero no siempre funciona claro. Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola!
    La verdad es que a mí sí que me influyen demasiado a la hora de leer un libro, normalmente me emociono demasiado y cuando leo el libro es como ¿en serio? ¡No es para tanto! jajajaja
    Pero creo que es inevitable tener una idea previa de lo que te va a aparecer (hay portadas que son demasiado hermosas)
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Es casi imposible no tener expectativas. Se intentan controlar, se intentan controlar, pero ahí están...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. Yo prefiero no tener altas expectativas con los libros que leo, pero aveces es imposible! Buen post.
    Saludos.
    María.

    ResponderEliminar
  12. Muy buena entrada, a mi me pasa muchas veces, no puedo evitarlo^^
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola!
    Pues intento controlarlas para evitar caídas demasiado altas, aunque a veces se me cuela algún que otro libro. De momento, el único libro que sí que ha conseguido mantener todas mis enormes expectativas ha sido el de NOS4A2 de Joe Hill.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  14. No sabes cuanto he sufrido yo con las expectativas. Últimamente me pasa mucho -.-
    Y sí, también soy de esas personas que dicen que lo leerá sin expectativas. A veces lo consigo y a veces no. Cuando empiezan a salir muchas críticas buenas, me empieza a llamar la atención, pero luego leo el libro pensando que no me va a gustar xD Parece una tontería pero a mi me funciona. No siempre me funciona, y en estos casos es que realmente encuentro cosas en el libro que no me gustan nada o no me terminan de cuadrar porque cuando tienes muchas expectativas te sueles fijar más. Aún así, yo siempre he pensado que esto depende de cuanto hayas leído del género ya que si no has leído nada parecido seguramente te sorprenda y te guste mas.
    ¡Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  15. Hola!

    Creo que las expectativas las puedo definir como amienemigas, antes normalmente iba con las expectativas altas en libros donde leía su sinopsis y me atrapaba y alguna que otra vez por portada, y más de una vez me he llevado un chasco, así que algunas veces intento controlarlas aunque resulte imposible la mayoría de ellas. Por ejemplo ahora mismo he empezado un libro, que tampoco había leído nada de él y no me esperaba nada del otro mundo, ni bueno ni malo y mira por donde me esta gustando mucho, por otro lado, tengo por leer crónicas de la torre de Laura Gallego, escritora que me encanta y aquí si que voy con las expectativas altas!
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Hola! La verdad es que normalmente acierto bastante con los libros, la verdad es que si su sinopsis no me atrae por mucho que digan que es la bomba no lo leería, y cuando me apetece leerlo pero todo el mundo lo pone por las nubes suelo retrasar su lectura para olvidarme un poco de esas amigas expectativas porque a veces como bien dices te engañan.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  17. Hola, aiii pues si.. esa maldita y traicionera expectativa me ha jugado malas pasadas pero bueno.. creo que son muchos los aspectos que influyen en si un libro te acaba gustando mucho o poco... pero si despues de varias decepciones intento plantearme que quiza ese libro a mi no me guste y bajar las expectativas.

    saludos.. para cuando más videos? echo en falta tus videos ^^

    ResponderEliminar
  18. Me acaba de pasar eso mismo con el último libro que leí...

    ¡SE MUY FELIZ! :):)

    ResponderEliminar
  19. Uy, si me habrá pasado. Las expectativas muy altas siempre traicionan, con los libros recomendados, o con las segundas partes de libros que me han gustado demasiado. Y también trato de comenzar sin mucha ilusión a pesar de saber que es mi autor favorito, pero bueno, en la mayoría de los casos no suele ir muy lejos de lo que me espero. Cuando se trata de libros recomendados, sí me he llevado chascos muy feos. Pero bueno, ¿quién nos quita lo leído?
    Buen post.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola! ¿Qué tal van tus lecturas?

    Pues déjame decirte que concuerdo contigo con todo lo que has mencionado y realmente pareciese que lo hubiese escrito yo, podrás imaginarte lo de acuerdo que estuve contigo. Y con respecto a tu pregunta personalmente prefiero leer libros sin expectativas, porque así pase lo que pase terminaré con un buen sabor en la boca. Hace mucho tiempo yo era de esas que se hacía expectativas inmensas con el libro y de una vez lo leía, y por suerte todos me iban gustando. Un día leí "Fangirl" de Rainbow Rowell y lo amé tanto que decidí irme por "Eleanor & Park" y, por su portada, sinopsis, buenas reseñas y autora decidí leerlo con expectativas que no cabían ni en mi casa... y me di un fuerte golpe con la realidad. Este libro no me gusta ni un poquito, y esto se debe a una mezcla entre las expectativas y algunos detalles de este. Desde entonces no me genero expectativas con los libros y me ha ido de maravilla, una vez mi siguiente lectura correspondía a "El guardián entre el centeno" y, al leer la sinopsis y de lo que iba (y al ser un clásico), pensé "Qué es esto. No quiero leerlo" y estuve a punto de abandonarlo sin siquiera haber empezado, porque no recordaba que hace meses atrás tenía muchas expectativas de este libro. En fin, lo leí y lo amé. Una de las mejores lecturas del 2016. Interesante debate has creado aquí ¿Eh, Flashia? Muchas gracias. ^_^

    Te mando un montón de abrazos, y me paso pronto por aquí de nuevo.
    Si te apetece, ya sabes que te estaré esperando en Más que solo libros ❤

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por comentar! me acabas de sacar una sonrisa :)

No olvides hacerlo con respeto, sin spoiler y sin spam, si quieres presentarme tu blog, envíame un correo y estaré encantada de visitarte.
Cualquier comentario que no lo cumpla será eliminado.

Blogging tips